LA JUSTICIA ARGENTINA SIGUE EN EL PROCESO

UN CIUDADANO ARGENTINO NO LOGRA DESDE HACE 8AÑOS,MODIFICAR O RECURRIR DOS SENTENCIAS HECHAS POR UN JUZGADO DE PAZ DE LA PCIA DE BUENOS AIRES, SIN EL DERECHO CONSTITUCIONAL DE LA DEFENSA EN JUICIO.A PESAR DE HABERSE DENUNCIADO ESTO EN SUPREMA CORTE,DEFENSOR DEL PUEBLO DE LA NACION, DEFENSORIA GENERAL, DERECHOS HUMANOS DEL MINISTERIO DE JUSTICIA.PARECE IMPOSIBLE VERDAD? PERO ESTOY DISPUESTO A DOCUMENTAR LO DICHO.Y QUISIERA COMENTARIOS y/o SUGERENCIAS.chiquitolomads

sábado, febrero 21, 2009

A LA CORTE 2009

Cdad. Aut. de Buenos Aires, de enero de 2009
HONORABLE CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN ARGENTINA A LOS SEÑORES MINISTROS:
 
Ref.: Exp. 1282/06
 
 
Solicitud de protección personal para quien suscribe y mi hijo menor Fernando Matías Company Trombetta-
 Pedido de que a los efectos de cesar con el incumplimiento de la Constitución Nacional, asuma todas las causas incoadas y que nos implican. Obligado por las circunstancias graves que me toca afron- tar, debido a la persecución política y judicial de que soy objeto, con atropellos de todo tipo, sometido a juicio y declarado culpable en las causas 178/01 y 283/01 incoadas en el Juzgado de Paz de San Vicente, Pcia. de Buenos Aires, cuya titular y secretaria letrada, Dra. Julieta Maria Ormaechea y Dra. Lede, prosiguen con el accionar que caracterizó a ese Juzgado desde el año 2001. Esa Honorable Corte con fecha 3 de octubre de 2006, emitió una resolu- ción en la cual ordenó al Juzgado mencionado "proceda a desinsacular un letrado de la lista obrante en el Juzgado para que desempeñe el cargo de defensor de pobres y ausentes"….. Quien suscribe se presentó en el mismo y solicitó por nota que se haga efectiva esa resolu- ción, pero fué negada la recepción de la misma, ante lo cual y sin saber que hacer, remití una carta documento reiterando la solicitud de un defensor y un correo electrónico a la Defen- soría ante la H.C.J.N., en la persona del Dr. Antón, quien me respondió que ese incumplimiento quedaba fuera de campo de acción. La petición fué desoida por el Juzgado de Paz. Durante el año 2006, se produjeron hechos que encaminaron todas mis energías a la superación de las dificultades de todo tipo de mi hijo Fernando Matías, pues en el mes de agosto debí regresar a la casa de mi propiedad y convivimos con el mismo, en Bolívar 243, de San Vicente. A mediados del año 2007, la Sra. Trombetta, madre de mi hijo se separa de hecho de su reciente matrimonio. Luego de mucho tiempo de ignorar a mi hijo Fernando, manifiesta su deseo de retomar el contacto con el mismo, lo que en ningún mo- mento es negado por mi y lo vé tantas veces como desea. En el 2008, la Sra. Trombetta comienza a realizar denun- cias contra mí. A saber: Por impedimento de contacto Exp. 06-00-030234-08 en la UFI 3 de la Plata, tomando conocimiento por citación policial. Y también emprende un trabajo psicológico sobre mi hijo a los efectos de socavar la relación filial. Con fecha 16 de octubre de 2008, Trombetta retira intes- pestivamente a nuestro hijo de la ESB7 en donde cursaba sus estudios y lo ocultó al contacto conmigo, hasta el día de hoy. El dia posterior, viernes 17 de octubre de 2008, nuevamente re- mití Carta Documento al Juzgado, denunciando la nueva situación y reiterando el pedido de abogado defensor oficial, y realizando ante la cantidad de situaciones irregulares, algo a lo que durante 7 años me negué a hacer, la denuncia a los medios de comunicación pública, y esto pareció dar inmediato resultado, pues el juzgado me citó en la semana siguiente, y me tomó una declaración (la Sra. Secretaria Administrativa D. Rosa Gonzalez) quien consultaba telefo- nicamente a cada momento con la Sra. Jueza. Cedí con buena fé y voluntad todos los datos solicitados que yo poseia, mientras la Sra. Gonzalez tomaba nota y confeccionaba un acta, la cual firmé, pero de la cual no recibí copia alguna. Al concluir, esta señora me dijo que iban a sortear un abogado, cosa que desconozco de que manera se hizo el sorteo, pero a los dos días me asignaron al Dr. Jorge Tasini, quien aceptó el cargo, y que iban a confeccionar una cautelar urgente a los efectos de recuperar a mi hijo, cosa que nunca se produjo, pues llevaron a largas al asunto. Como corolario de la persecución mencionada, el día viernes 12 de diciembre de 2008, aproximadamente a las 13 hs. Se hace presente en mi domicilio el oficial de justicia del Juzgado de San Vicente, d. Esteban Almandoz, con la presencia de varios patrulleros policiales y exhibiéndome desde lejos un papel que manifestó ser la órden de un Juez de la Plata, para efectuar la exclusión de mi hogar mediante, incluso el allanamiento, exigiéndome que abriera la puerta de rejas, a lo que me negué reiteradamente, discutimos durante varios minutos, alegando yo, que nunca había recibido ninguna citación de juzgado alguno, cosa muy cierta, y exigía la presencia de un abogado y testigos de la situación. Mientras tanto personal policial trepaba a los techos, ingresando por casas vecinas, y violentando la puesta interior de chapa, me redujeron y colocaron cara al piso en el jardín de mi casa procediendo a esposarme y llevarme a la Comisaría 1ra de San Vicente, tal como a un delincuente de los mas peligrosos. Resumiendo fui nuevamente echado de mi propiedad, robado de mis documentos, pasaportes, argentino y español, licencia de conducir, credencial de electricista matriculado, papeles judi- ciales, vestimenta, herramientas de trabajo y, en fin de mis pertenencias, que al día de hoy no he recuperado. En la comisaría, el Of. Alderete confeccionó un papel en donde dijo que era un relato de lo acontecido, y que debía firmarlo, pues de lo contrario quedaría detenido y que no se haría responsable de mi integridad en el calabozo, sin mis anteojos, pues los había perdido en el forcejeo, y mediante la lectura por parte de él, firmé. Ignorando quien fué el juez que ordenó tal cosa y como es que tal juez paso por encima de la juridicción del juez actuante la vez primera, el cual fué el juzgado de Paz de San Vicente. Por supuesto todo sucedió, como de costumbre sin defensa de ningún tipo. Hoy me encuentro viviendo prácticamente en la calle, sin acceso a mis legales y quizás humildes posesiones, impedido de ver a mis hijos y de acceder a la vivienda de mi propiedad. Con presiones a los testigos presentados por mi, y debiendo soportar una campaña de calumnias e infamias. Nunca manifesté lo que seguidamente haré: En mi casa aparecieron en la década del 90, dos personajes siniestros, un matrimonio, del cual su integrante femenino fué compañera de secundario de mi ex mujer, Stella Maris Lopardo, quien al igual que su esposo Alberto Camargo, fueron integrantes del servicio de inteligencia de la armada, esta mujer de apellido Lopardo, es sobrina de quien en 2008, contrajo matrimonio con Trombetta, quienes tienen dos hijos Paula Camargo, quien trabaja en la armada, y Guillermo Camargo, oficial de la Bonaerense. Una testigo, en la causa 178/01, Laura Rodríguez, quien vive exactamente en la casa contigua a la mia y por donde ingreso la policía el día 12 de diciembre, es personal de la SIDE, al igual que su padre, quien también vive en San Vicente. Otra testigo, Sonia Arena, quien vive a continuación, es madre de dos oficiales de la Policia Federal.. Como se aprecia todos especialistas en el robo de niños, lavado de cerebro, y otros menesteres que conocemos. En el pedido realizado ante esa H.C.S.J.N. Expediente Nª 1282/06 –Letra C-PVA, está descripta someramente esta situación. En la denuncia ante la C.I.D.H. Pedido Nª 1203/06 quien dictaminó que la documentación aportada no era suficiente para seguir adelante, y todo el material enviado, debería estar en poder de este organismo. Por las circunstancias descriptas, y agregando, que mi hijo Juan Pablo Company TRombetta, fué convencido por el matrimonio de marras, de que la única salida en la vida, era ingresar a la ESMA, cosa que hizo y luego pidió la baja para in- gresar a la Policia Federal, institución de la cual forma parte y utiliza su chapa de policia, para abrir las puertas de las denuncias de su madre. Reitero, en mi ignorancia, pero con todo respeto, se sustraiga a los mencionados de seguir avasallando mis derechos y de mi hijo menor, pues a lo largo de casi 8 años, el Poder Judicial de la Pcia. de Buenos Aires, no nos otorgó las garantías constitucionales mínimas para poder defendernos en igualdad de condiciones y dentro del marco legal, que indican nuestra Constitución Nacional, y los Pactos Internacionales suscriptos por nuestro país. A la espera de una oportuna intervención de ese Honorable Tribunal, saludo a SS con atenta consideración y respeto. Eduardo H. Company DNI 8354916 Argentino-61 años Sin poder constituir domicilio, Teléfono celular : 02224-15-541541 e-mail: eduardohcompanyr@yahoo.com.ar o " " : copiky@gmail.com

--
Publicado por Eduardo Company-Electricista Matriculado. para LA JUSTICIA ARGENTINA SIGUE EN EL PROCESO el 1/03/2009 12:50:00 PM
 

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home